Páginas vistas en total

sábado, 24 de febrero de 2007

Hijo mio, que has cumplido 16 años

Tú que has cumplido 16 años y que sientes dentro de tí una nueva fuerza que comienza a despertarse en su ser, sabe que Dios nos ofrece a los hombres la oportunidad de participar en su obra de Creación!
Piensa hijo mio que por un momento de íntima unión y placer de tus padres, tú pudiste nacer y si es cierto que todo cuando el Creador ha hecho está destinado a la mayor felicidad del hombre, la fuerza, la ilusión y el mágico poder que empieza a manifestarse en tí, son los instrumentos para alcanzar el amor con aquella muchacha que Èl te ha destinado desde siempre. Piensa que tus padres, tus hermanos, todos los seres que te aman quieren para ti lo mejor del mundo, por lo que escucha siempre la palabra de los mayores antes de seguir tus propias iniciativas. Refrena tus impulsos juveniles y encausa tus energías por el sendero del estudio, el aprendizaje, la práctica de los deportes y el servicio del prójimo. Piensa que todos hemos puesto nuestros ojos sobre tí y esperamos como el Sembrador de un terreno fértil, frutos saludables y duraderos.
4 de enero de 1984

Los hijos son el don más preciado

Los hijos son el don más preciado que Dios da a los hombres. La noticia de su llegada al mundo nos alegra, aún cuando nos hace estremecer la tamaña responsabilidad que el Señor nos confía. Estamos luego pendientes de su venida y su primer llanto, es el primer anuncio de que una nueva vida comienza para sus padres. La existencia humana se divide en dos etapas. Antes de los hijos, después de los hijos.
Los vemos crecer como seres desprendidos de nuestras entrañas, cada nueva sensación, cada paso que van dando es para los padres motivo de alegría y de preocupación. Una preocupación que no termina nunca. A cada edad de nuestros hijos corresponde una tarea, una acción diferente, y cuando se acercan a la mamdurez, cuando están a punto de arrancar sólos por el camino de la vida, recién empiezan las nuevas preopaciones por el destino de los hijos. Qué profunda oración la del amoroso padre para encontrar las pautas que en la obra de la creación recibimos del Padre Común.
12 de junio 1983

Nada tan preciado como la Patria

Nada hay tan preciado como la Patria, aún cuando ésta en la persona de sus mandatarios nos hubiera maltratado, despreciado, humillado y casi olvidado. La Patria está latente en cada uno de nuestros seres queridos, en los recuerdos de la infancia, en los buenos amigos, en la historia de nuestros triunfos, de las derrotas, de los dias felices y de los tristes. La Patria es el marco que contornea nuestra vida misma, que no se puede concebir sin la idea de Patria, esa Comunidad de convivencia e interrelación que nos ve nacer, crecer y desarrollarnos. Patria es la tierra que pisamos, el aire que nos llena, el cielo que podemos contemplar. Es en fin el techo que al nacer nos brinda su abrigo, la morada que recibirá nuestro sepulcro.
31 de mayo 1983

para irradiar optimismo

 
Posted by Picasa