Páginas vistas en total

viernes, 2 de marzo de 2007

Los jóvenes quieren independencia

En nuestros países sucede que los hijos no se van de casa, sino cuando se casan en Suecia todos quieren marcharse cuando cumplen 16 o 18 años y es que vida de familia se organiza de una forma bastante distinta a la nuestra. Para empezar cada uno debe atender a sus rutinas, a las necesidades de sus horarios, cuidar su propia economía y administrar su propio horario. De este modo resulta tan difícil quedarse en casa. Así María del Rosario y América de Jesús mis hijas mayores que llegaron a Suecia el primer día de febrero, ahora que es verano, el tiempo está espléndido y tienen su economía propia, se marchan de la casa, para empezar a vivir solas. Es un trance que cuesta digerir, pero es un hecho que hay que aceptarlo, cuidando eso sí, que nada les falte y que todo vaya bien. Ellas tienen un carácter firme, saben cuidarse así mismas y estoy confiado en que todo marchará bien. Por el momento estarán alojadas donde una dama latina, con varios años en Suecia que les dará todas las orientaciones del caso. Arturo el hijos mayor se marchó al campo con un amigo sueco donde pasarán la fiesta del sol en forma más divertida. Los tres hijos menores Mauricito, María Luisa y Joaquín se hallan en un campamento para jóvenes organizado por las autoridades sociales para ambientarlos con la tradición. Van acompañados por guías y pedagogos donde vivirán en contacto con la naturaleza, se deslizarán en canoas, podrán nadar, caminar a pie, pedalear bicicletas. Nos llaman de cuando en vez y están al parecer muy felices. Nosotros solos, vemos la televisión un film tras otro, "Motín a bordo" con Clark Gable y Charles Laugton filmado en 1935, yo me insumo en mis lectura, leer y más leer, mientras contemplo a través de los ventanales de la sala de estar, la agradable variación de matices luminosos en el cielo escandinavo, esta vez con bastantes nubes, en esta región del mundo tan distante de nuestra Bolivia, la patria cuyo nombre escribimos con mayúscula y que en invierno y en verano, de día y de noche, con el sol y sin él, nos llama siempre y nos espera... tras un destierro que se acerca rápidamente a los 40 meses de forzada ausencia.
24 de junio de 1984

jueves, 1 de marzo de 2007

Fanáticos por el sol, los escandinavos

Los escandinavos guardan una veneración casi fanática por el sol, el astro rey que era adorado por los Incas, gobernantes de los quéchuas, indígenas de mi patria Bolivia. Hoy celebran en Suecia la fiesta del sol. Los dias son inmensamente largos. Particularmente el 21 de junio, en esta regon de Gotemburgo oBohuslän, el sol se perdió a las 12.25 de la medianoche y antes de las 2 del amanecer empezó aclarear. Los suecos celebran tradicionalmente esta fecha. Se preparan con la debida anticipación y esta noche no se acuestan (como hacemos en Bolivia en ocasión del Año Nuevo) se mantienen despiertos de sol a sol. Beben todo lo que pueden para estar alegres, bailan alrededor de un palo revestido de hojas verdes del que cuelgan coronas de laureles que dejarán caer para colocarlos al cuello de una pareja joven. Las niñas visten enteramente de blanco con peinados muy simples, el cabello suelto y un sombrerito o un pañuelo de seda atado al cuello.
Se dice que hasta no hace mucho, la fiesta del sol terminaba en bacanales. Es más, que era una tradición que las niñas tuvieran su debut sexual en esta fecha, sin importar mucho quién podía ser "el protagonista", es decir con el más entusiasta, audaz y animado de los bebedores de la inolvidable noche del "midsommar" o sea la noche de locura. Los bailes son colectivos, especialmente en el campo y participan todos sin excepción, agarrados de las manos.
21 de junio 1984

Letras y recuerdos

Posted by Picasa

Mi escuelita Daniel Campos en Potosí

Volviendo a los sueños recuerdo la escuelita Daniel Campos, su director el profesor Buitrago. Y la esperanza de regresar allí algún día, recorrer sus aulas, su pequeño patio junto al camal (matadero municipal). He debido asistir al segundo curso básico porque tercero y cuarto los cursé en el Colegio Franciscano el mejor de la ciudad y ahora la mente se aclara y ya puedo ver con mayor precisión fechas, personas, lugares, acontecimientos. El profesor Guzmán, Pepe Careaga, el mejor alumno, Jorge Villavicencio simpático, gentil, muy inteligente, se hizo médico, se trasladó a Buenos Aires donde simpatizó y trabajó por la causa de los pobres, hasta que fue asesinado por la dictadura militar entre 1973 y 1976 (Videla), luego de ser sometido a prisión y torturas. La hermana Blanca, mi primer amor platónico, creo que nunca le dí ni siquiera la mano, pero la soñé y la miré su carita rosada, sus blancos dientes, sus ojos negros. Se formó como trabajadora social y no abandonó nunca la ciudad natal.
Todas estas imágenes son recuerdos y enseñanzas. El franciscano Faustino, alto, fornido, blanco, de voz potente, el padre Vicente Migliaci, enérgico, el "padre bombón" que encontré tiempo después como Obispo en Tarija, nos preparó a la primera Comunión, con Salvador Dueri (+), Freddy Paz, Arturo Armijo, mil y un recuerdos. De la vida. De los sueños!
9 de enero 1984.

martes, 27 de febrero de 2007

San Roque protector de los perritos

Juan Bosco solía escribir sus sueños

Los escribía al día siguiente y tiempo después podía interpretarlos, haciendo una relación con los hechos reales de su vida. Hoy se pueden releer con placer esos relatos y se encuentran hechos asombrosos que pertenecen no sólo a la historia de la obra salesiana en Italia, España, América, sino también con la historia política y social de muchos lugares del mundo como mi Patria Bolivia y Argentina. Los sueños de don Bosco, son admonitorios, predicen acontecimientos algunos de los cuales están en plena realización, claro que se trata de don Bosco, un santo, un visionario, un educador profundamente humano.
Al margen y aunque el soñar sigue perteneciendo al mundo del misterio, implica siempre un algo para comprender, para meditar y quizá para escribir. Así algunos sueños son retrospectivos, pertenecen al pasado mientras otros son visiones, referencias al futuro. Lo más frecuente es recordar sueños en los que el pasado se entrelaza con el futuro.
Desperté de un sueño liviano, comencé a ver mi vida como en una película, despertaba por momentos y volvía a dormir de modo que durante dos horas, la visión de este pasado me estuvo dando muchas vueltas por la cabeza.
Vi pasajes de mi niñez que hoy sólo menciono son la idea de escribir sobre ellos más adelante. Sobre Potosí, mi ciudad natal, la calle Bustillos donde viví varios años con mi padre y mis hermanas, sobre Eusebio Velásquez "la vieja" porque no tenía dientes siendo aún joven, amigo de mi hermano Jaime, que dibujaba retratos de Carlos Gardel y Jorge Negrete. Cómo no recordar a su madre anciana, a sus dos otras hijas, son imágenes borrosas, su tremenda pobreza, viviendo todos juntos en una sólo habitación. No sé cómo fue a dar a esa casa, a dos cuadras del Cementerio de San Roque, tendría quizá siete, ocho años. No recuerdo mi propio aspecto, pero sí las imágenes de las personas. A mi padre que me colocaba sobre sus rodillas, me hacía bromas, recuerdo las cachimbas y el tabaco fuerte que él fumaba, la casa entera se hallaba impregnada de tabaco crudo. Lo ponía a secar en latas de te, sobre una cocinilla eléctrica y entonces el aroma del tabaco se esparcía por toda la casa. (En otra entrada completo el relato)

Un dia oscuro y gris

Hoy es un verdadero día gris.
Todo el cielo está cubierto de una capa plomiza, abajo hay neblina, llueve de rato en rato y ayer nevó por la primera vez en la entra del nuevo invierno. Uno se adormece con un tiempo así, no le quedan deseos de hacer nada, más aún si no hay perspectivas halagadoras por delante.
En la vida de uno también hay períodos nublados, sin un sólo rayo de esperanza. La falta de alicientes nace de un descontento consigo mismo, de un no encontrarse que a veces se da, de una manera negativa y acomete la depresión.
Los niños nunca se deprimen, qué felices que son!, siempre están pensando en el próximo juego, en el minuto inmediato, nunca en el más allá, sino no serían quizá tan felices como son.
25 noviembre 1983

lunes, 26 de febrero de 2007

Hermosa luna de noviembre

Nunca antes había visto así tan hermosa la luna. 16.30 del 18 de noviembre de 1983. Qué brillante y grande se la ve. No es la luna llena de América, sino otra, quizá porque no hay nubes, una sola que la haga aparecer distinta.
La noche, puesto que ya es noche en éste otoño del polo norte, donde el invierno sin nieve se llama así, y donde el invierno verde se llama primavera. Qué pobres se ven las demás luces frente a la luna, que sin tener luz propia brilla como la reina del firmamento.
Qué lejos está uno de pensar en aquel planteado, satélite que hollaron los astronautas sin luz, calor, ni vegetación, ni vida alguna, triste y gris como nos la muestran las fotos y películas que se hicieron para propaganda de sus gobiernos. En noches como ésta sigue siendo la luna de los enamorados y poetas. La de Dante y Neruda, la inspiración de tantas historias de romance en todos los tiempos, la enamorada del sol y si fiel seguidora como la conocieron los incas.
Su visión trae a la mente aquel fervoroso verso que aprendimos en el Don Bosco de labios del sacerdote Edmundo Pysch y cantamos con fervor durante el mes de María: "Tu belleza de límpida Aurora, con sus rayos da vida a la tierra, pues en los astros que el cielo encierra, luces Tú cual estrella sin par... Brillas cual sol radiante, blanca como la luna, y los astros más bellos, no son bellos frente a Ti"

Carta al sobrino Antonio Dabura

Querido sobrino: Te escribo con motivo del día de tu Primera Comunión para felicitarte y compartir contigo la inmensa alegría que te trae Jesús este día en tu corazón y que has recibido en la forma física de un bocado de pan.
Por muchos motivos hoy puedes considerar el día más feliz de tu vida. Al venir Nuestro Señor por la primera vez a tu corazón te trae la pureza, la virtud y el amor. Esto significa que tus pensamientos, tus acciones y sentimientos serán siempre correctos, apegados a la Ley de Dios, que se expresa en los Diez Mandamientos. Significa que la obediencia a tus padres, la consagración a tus estudios y el mejor aprovechamiento de todo tu tiempo, serán tus principales y cotidianas obligaciones.
De ti depende que la duración de esta felicidad sea larga o corta. Si cumples tus deberes de hijo y de hermano mayor, de estudiante y de patriota, el Buen Jesús se ha de quedar para siempre en ti si perseveras en el estudio, la paciencia y la bondad. Un niño cristiano se diferencia de los demás, si es alegre y puro, sumiso y respetuoso, estudioso y firme en sus convicciones de fe.
Por todo ello, en este gran día, tus primos que te quieren tanto, tus tíos y tu abuelita deseamos unirnos a ti espiritualmente y pedirte que nos encomiendes en tus oraciones, para que siempre podamos estar unidos en la gran Iglesia Católica de la cual somos sus orgullosos hijos.
Un abrazo junto a Jesús, Pan de Vida!
14 de julio de 1983

domingo, 25 de febrero de 2007

Te he visto cavilar

Con la cabeza gacha, apenas si has querido conversar. Sé que sufres, que el destierro que u padre padece, lejos de la Patria, de los amigos, del cálido ambiente que allí nos rodeaba, sé que a veces te sientes inmensamente sólo, como en una isla desierta y abandonada. La infranqueable barrera del idioma te rodea como un muro alto y frío que no deja lugar a ninguna aproximación. Y cuánta necesidad tienes de la amistad, de la camaradería, del compañerismo que aquí en el exilio no se advierten. Lo mismo me pasa a mí, pero yo puedo refugiarme en mis libros, en mis lecturas, cosa que tú aún no puedes hacer. Debes saber que yo sufro por ti, que a veces no sé si hago bien en retenerte aquí, más pienso en la bondad de Dios, que de tanto sufrimiento algún bien quiere sacar. No te desanimes, no hagas madurar en ti el resentimiento, levanta el ánimo y supera tu encierro, reza, pues hay un Amigo que siempre nos comprende, que no nos abandona y permanece con nosotros en todas las circunstancias. Él es un verdadero amigo, pues dio su propia vida por los suyos, y como lo había profetizado "no hay mayor prueba de amor, que dar la vida por los que uno ama". Pídele la gracia de poder ser amigo suyo, sincero y leal, que es harto difícil y entonces, tú como yo podremos superar esta terrible pena de estar incrustados en una realidad que no nos pertenece. Sólo así con una visión cristiana del destierro, podremos caminar por el desierto los "40 años" que nos separan de la casa del Padre, alimentados por el maná de su invariable amistad.
12 de junio 1983