Páginas vistas en total

domingo, 16 de octubre de 2016

el autor de las crónicas que dan lugar a este comentario, vivió de cerca las últimas horas de Goni en Palacio, como ministro conoce de cerca todas las maniobras de Quispe y Morales para hacerse del poder, ayudado por la inteligencia del castrismo y por el dinero del chavismo. su testimonio es invalorable.

Agrada leerle a Napo, sus textos son a la par de sinceros, muestra de una búsqueda de la verdad, en cuanto a "la gran subversión" organizada por Evo y planeada en los detalles mínimos por Castro y Chávez. ambos necesitaban hacerse de un país marioneta, para cumplir sus suenos de dominación y de extensión de una serie de doctrinas e intenciones para sobrevivir.

Es que Napo,  me refiero a Dante Napoleón Pino Archonfo fue ministro de Goni Sánchez de Lozada por muy corto tiempo, aunque como líder político acompanando a Manfred Reyes Villa, pudo seguir de cerca todo el proceso sedicioso que muchos no veían, por cuanto el mismo Evo, instrumentado por castristas y chavistas se encargaba de "enmascarar" de ocultar ante la generalidad, salían a luz las acciones "de las sacrificadas masas y de las víctimas de la violencia" supuestamente ejecutada por un Gobierno "servil y vende patria".

Napo con sus artículos uno tras otro, devela lo sucedido en el escenario de la subversión, que en realidad tenía a Felipe Quispe como cabeza de turco, puesto que "el pliego petitorio" estaba suscrito por el "errado líder aymara", torpe y Ciego, arremetía con fuerza, agresividad, dureza, porque detrás suyo estaban los masistas mejor organizados y listos a dar el zarpaso al poder, de ahí que fue Felipe que pidió "cualquier cosa", mejor si era inalcanzable, como mil camiones para trasladar productos, pliego ideado para no ser cumplido ya en el Gobierno de Tuto Quiroga. "les haremos pisar el palito" repetía sarcástico aquel endemoniado dirigente, ahora enemigo mortal de Evo, aunque inofensivo para el masismo.

De pronto, como traído de la mano el gran argumento, "ajá con que Goni planea vender nuestro gas a Chile", era el pretexto para un ataque frontar, parecía muy patriota desde luego "evitar que el gas potenciara al peor enemigo de Bolivia" y lo usaron por sus radioemisoras, Centros de agitación y de violencia repartidos por todo el altiplano...y desde por la manana y perdieron el respeto por el Jefe del Estado llamado "asesino, vende patria, traidor", gringo extranjero" y claro Goni nunca perdió su acentro estadounidense de marcado Inglés, y Evo de ida y vuelta a Venezuela, a Libia, a Cuba, y cada vez con mayor cantidad de dinero, dinero a manos llenas para emplear asalariados que se dedicasen a tiempo completo "Cama Adentro" a la subversión y argentinos montoneros y uruguayos y cubanos actuando a urtadillas, camouflados, ocultos en El Chapare, se presentaban en La Paz, en Cochabamba principalmente a comandar las operaciones que implantaron el terror...que atemorizaron tanto a los ciudadanos "votamos a Evo, para tener tranquilidad, a ver si de este modo vuelve la Paz", lograron su objetivo, meter terror, nada faltaba, "inteligenzia, dinero, gente dispuesta a todo, bien pagada y con oferta de grandes recompensas", era el libertinaje, la "via libre" para hacer lo que sea para tomar el poder...

Felipe Quispe quería el poder para sí, organizó lo de Warisata. no hace mucho en un libro, Quispe confiesa que "ordenó la Matanza de policías y militares" o sea autor confeso, que algún dia tendrá que rendir cuentas de sus crímenes, Quispe continúa el bloqueo, no quiere dialogar, arremeten contra los medios, todo sucede en El Alto (gran concentración de pillos y ladrones y asesinos por aquellos meses), los periodistas de escapada, porque para los seguidores de Quispe, eran "los culpables de todos los males".

Despues del episodio de Warisata había quedado claro que el objetivo era derrocar al Presidente Sánchez de Lozada, mineros ilegales, "cooperativistas?" actúan con inusitada violencia al punto que los subversivos tomaron Oruro, de modo que la consigna violencia total y ahora se sabe que dentro de las FFAA actuaban "militares masistas" cansados de cumplir órdenes, de salir a las calles y que no pasara nada, el proceso de desgaste se estaba dando, ni municiones, ni armas, ni estrategia, todo había sido dejado de lado "los militares patriotas" nos informan, decía Evo a menudo, para indicar que desde dentro del Gobierno, los enemigos de la Institucionalidad, estaban de plácemes. Se acercaba el derrocamiento. Goni renunció ante el Congreso. Pensó correctamente, al marcharse del Palacio la cosa se podría apaciguar.

No queda otra que la renuncia. "los peligros no han desaparecido. queda la sombra de la desintegración, el autoritarismo sindical (mineros ilegales?) la violencia (mercenarios de Argentina y activistas venezolanos y cubanos, al menos en las maniobras de inteligencia. Insto a Napoleón a continuar con su análisis. Reconoce el autor que a los 13 anos de estos sucesos, se va haciendo necesario esclarecer la verdad. De ello estoy seguro, por lo que apelo a su patriotismo para continuar con estos relatos y a los otros protagonistas, ex ministros como Hugo Carvajal que harto saben de las fechorías de los verdaderos vende patrias, porque ellos sí "la entregaron a Chávez, por supuesto que a Castro y esencialmente a los Chinos". Acogeremos con gusto sus textos.