Páginas vistas en total

jueves, 5 de julio de 2007

Los hijos crecen mientras pasa la vida

Mauricito terminó los 4 años técnicos y hoy es lo que aquí llaman "ingeniero de gimnasio". Gracias, Señor! Le resultó relativamente fácil, con excepción de los últimos meses en que las exigencias fueron muchas. Liderizando un equipo de 4 jóvenes construyó un robot con tres motores y accionado por un programa de computación. Les felicitaron mucho y se lució por su capacidad que siempre admiré en él desde niño de ir encontrando soluciones a todos los problemas, con mucha inventiva e imaginación. Ahora se prepara para el servicio militar a donde se marchará en cuestión de dos semanas, mientras tanto viven una merecida fiesta! --- Arturo trabaja duro como obrero de la Volvo. Tiene que cumplir horarios bastante duros. A veces doblar el tiempo de trabajo para ganar sobretiempo. Empezar por ejemplo en el turno de las dos de la tarde, hasta la una de la mañana. Claro está que le pagan muy bien. Está contento a pesar de todo. Le queda un mes más de esfuerzo y luego otro mes entero de vacaciones y también al cuartel. --- Personalmente postulo a un cargo como Coordinador en Cochabamba de los proyectos sociales de los noruegos. Sé que es difícil acceder por la competencia, misioneros y trabajadores de las divisiones de asistencia de Suecia tienen larga experiencia mientras que para mí, sería la primera vez. De otro lado desean promocionar gente nueva. La tercera tentativa puesto que buscan alguno que esté disponible prontamente. Con pocas esperanzas pongo en el buzón del correo mi solicitud. Escribí alternativamente a España postulando a un curso de postgrado en la Universidad Autónoma en Madrid. Si no me dan el puesto de trabajo tomaré el curso. --- Asisto a la Asamblea Anual del Instituto del Inmigrante en Borås. Asisten 30 personas, algunos periodistas. Regreso en el mismo día bastante cansado.

domingo, 1 de julio de 2007

Ruperto un personaje cochabambino

Ruperto nacido en Cochabamba es un personaje que me deja perplejo. A veces lo admiro y otras me sorprende casi misteriosamente. Lo conocí en Cochabamba, luego en La Paz. Se puede decir que trabajamos juntos y juntos fuimos a Buenos Aires En Bolivia había abierto una consultora y parecía tener mucho éxito, pues su Jefe estaba continuamente entre Nueva York y La Paz. Llegó un momento en que me encomendaron tareas y las acepté para promocionar por ejemplo un hotel de cinco estrellas. Luego hicimos una gestión para llevar inversionistas. En ésto Ruperto despareció no sin antes venir a Cochabamba y pasarse una semana a cuerpo de rey. Más tarde, atando cabos supe que había recibido pedido 1.800 dólares como anticipo por cada uno de los 300 autobuses que iría a importar "liberados de impuestos". En efecto viajó a USA y consiguió un contrato de compra y venta prescindiendo el agente oficial, luego consiguió el aval del Banco del Estado. Los choferes, gracias a éste anticipo tuvieron un crédito muy largo. Creo que el dinero por Ruperto fue ganado limpiamente aunque en un primer momento pareció un "gran fraude", el vendedor desapareció del mapa. Ruperto me aseguró varios años después que los choferes recibieron cada uno su autobús y que todo quedó arreglado finalmente. Nunca pude olvidar a éste amigo, puesto que en algún lugar del subconsciente lo tenía pendiente. Un día en Suecia soñé con él! Que reconocí su rostro en un vehículo o un comedor en movimiento. Así en un tranvía subterráneo de Estocolmo, impresionante por la cantidad de gente que viaja a todas horas a bastante velocidad, levanté la vista y de pronto él estaba allí. Pareció en un primer momento que quizo escabullirse de mi presencia, pero reaccioné y le grité su nombre: "Rupertooo!" Y entonces después de un abrazo prolongado nos pusimos a reconstruir la vieja amistad, nos encontrábamos al menos una vez por semana y viajamos juntos a Gotemburgo y pude conocer a su novia, una enfermera noruega en la que tiene una hija y otra más en la hermana de la misma y conoció a los míos. Por un incidente sin importancia perdimos contacto, aún cuando en Bolivia procuré saber de Ruperto, nada! De nuevo se lo había tragado la tierra! Total que después de muchos meses, de intentar llamarlo y de haber tenido esporádico contacto me sorprendió invitándome a almorzar en el mejor hotel de Gotemburgo. En efecto, nos vimos allí y tuvimos varias horas de prolongada charla en el comedor del Sheraton. Una llamada posterior para proponerme ingresar a una nueva consultora que estaría organizando, me concedería acciones liberadas, que tendría que colocar en mi declaración de impuestos, total que sonaba a algo extraño y muy a mi pesar, le dí una negativa. Posteriormente gracias al internet volvimos a comunicarnos e intercambiar numerosos mensajes, algunos en son de simple distracción hasta que una llamada exabrupto me hizo terminar con éste amistad. Qué pena!, pero también qué alivio! A veces tienen que pasar muchos años para conocer a la gente y proceder en consecuencia.

Primer Día de trabajo de María Luisita

Hoy fue el primer día de trabajo de María Luisa. Empezó a las cinco y ahora una de la madrugada sigue vendiendo flores. Dijo que había visto a sus hermanos por el centro de la ciudad que se estaban divirtiendo. O sea en el momento en que todos los demás la pasan bien, yo estoy trabajando nos comentó. Se puede decir que son económicamente independientes, lo cual les hace ver la vida con alguna seguridad. Es curioso. Entre las nuevas formas de vida que los suecos han encontrado en sus investigaciones de la conducta humana se halla ésta, darle a cada individuo lo suyo, con prescindencia de sus padres, hermanos, amigos...la gente comprende que debe decidir por sí misma, buscarse un trabajo remunerado, tener su dinero propio, decidir sus compras, manejarse. Aspecto éste todavía en ciernes en nuestro continente, allí no se quiere entender que la persona vale y es en sí lo determinante, allí lo determinante es la familia, el grupo humano, el partido, la región donde se vive, lo que se tiene o posee. Allí casi siempre es el padre que decide y a veces, más allá de lo conveniente. Hay un autoritarismo pernicioso. Claro que es lindo, patriarcal e ideal que padre haga decisiones, cargue con la responsabilidad y los gastos, aunque ello no es ya posible en una sociedad organizada.

Noche de luna llena. Pascua de Resurrección

Estuve en la misa Pontifical. Gran solemnidad, el obispo de nuevo, el templo lleno de bote a vote. Cantamos los viejos cánticos en latín. Kirie eleison, Christe eleison, Gloria in Excelsis Deo...Credo in Unum Deum... Me llené de alegría porque pude cantar en gregoriano después de mucho tiempo y creo que todavía con un pleno de voz y participar activamente aunque en éste momento, no puedo recordar el sermón pronunciado en sueco, aunque con el muy fuerte acento irlandés de William. Entregué al obispo la revista "Lucha y Fe" que la escribí y/o mandé a imprimir ya con ayuda de las nuevas técnicas como el órgano de los latinoamericanos (católicos exiliados, cuyo presidente suscribo yo mismo) Le pedí una entrevista que prometió mirar en el calendario y avisarme para poder viajar a Estocolmo. Son unas pocas cosas que deseo realizar dentro de la Iglesia y luego cederé la presidencia a otro hermano que quiera asumir la responsabilidad. Queremos cumplir un mínimo programa de trabajo. A la hora del café tratamos de ayudar a una joven madre chilena a quién el Gobierno comunicó que debe abandonar Suecia (no cuenta con los permisos para poder quedarse) Conocí gente de Italia, Polonia, Ecuador, México y algunos suecos. Saludé a los dos sacerdotes también irlandeses de nuestra Parroquia Ricardo y Jhon. Luego por la tarde pasamos varias horas conversando con Ricardo, Enrique, Lourdes y Aydée.
Pascua del 88.

La profundidad del Viernes Santo

Con qué claridad he recordado los viernes santos de toda mi vida. De niño en Potosí, la procesión que partiendo de la Iglesia de San Francisco donde se venera la imagen del Cristo de la Vera Cruz y que marcha hacia la Catedral no muchas cuadras de allí. La devoción a los primeros viernes de mes consagrados al Sagrado Corazón de Jesús en el Convento de Santa Mónica donde todavía viven monjas de estricta clausura que borden, tejen, preparan masitas (galletas y golosinas) y mantienen el Templo siempre fresco, lleno de flores año redondo, es uno de los más antiguos de la América Colonial. Luego mis viernes santos en Sucre, de terno y corbata de 12, 13, hasta cumplir los 16, acudíamos todos los internos del colegio salesiano, pero además los internos y externos de todos los colegios católicos y cantando "Dulce Jesús mío, mirad con piedad a mi alma perdida por culpa mortal". Y en Cochabamba cuando solíamos salir de la ciudad hacia Sipe-Sipe y cargar el sepulcro y seguir la procesión alrededor de la placita, con el "tata Kalincho" (padre fiestero) travieso o juguetón, aceptado por el pueblo con todas sus victorias y defectos. Y luego en la ciudad, el tumulto impresionante que cargando el hermoso sepulcro que se conserva oculto a los ojos de la generalidad, puesto que se necesita de un permiso para poder visitarlo en días ordinarios, lo conduce de la Iglesia de la Compañía de Jesús hasta la catedral en medio de la devoción de todo el pueblo. (Esta escultura, Cristo responsando en su Sepultura, es obra de un famoso escultor francés, de gran estilo y que fuera donada a Bolivia, cuando se cumplió el Primer Centenario de la Independencia 1925 por el magnate Simón Patiño por entonces Embajador Plenipotenciario de Bolivia en Francia. Todo el conjunto es una hermosa obra de arte.
Y luego, los viernes santo en Suecia, sin sabor a cristianismo. Hoy estuvimos en Johannes Gården, la iglesia más próxima a nuestra vivienda. Llegó el obispo auxiliar William Kenney u predicó el sermón de la Pasión. Se leyó el relato bíblico a tres voces del Evangelio de San Juan. La prédica giró en torno a tres frases del relato:
Qué es la Verdad?, He aquí al hombre, y Lo escrito, escrito está, todas frases que el evangelista pone en labios de Poncio Pilatos que pasó a la historia más recordado que ninguno de los emperadores romanos.
Me causa fuerte impresión el hecho de una nueva matanza de palestinos justamente, en este Día Santo cometida por los judíos. Día Santo en que ni siquiera me atrevo a elevar la voz, sino que hablo a media voz, sin embargo de que los judíos matan, en la misma ciudad, y el mismo día en que mataron a Jesús. Cómo pudieron matar a Dios no lo podré entender nunca, Dios no muerte, pero Cristo que murió de verdad es Dios, entonces Dios estuvo muerto por algunas horas, 40 quizá estrictamente necesarias para comprobar que realmente estuvo muerto y en cumplimiento de las profesías.
Viernes Santo de 1988