Páginas vistas en total

sábado, 1 de marzo de 2014

fascinado por la rebelión de jóvenes y mujeres:

"Apague la TV encienda el celular"

Con esta frase como consigna funcionó, está funcionando la rebelión en Venezuela. es que la sobrepropaganda, las mentiras oficiales de tanto repetirse no es que "suenen a verdades" está resultando que suenan a mentiras. el pueblo, sus células más sensibles los jóvenes y las mujeres han llegado al punto "del cabreo" del hartazgo, del cansancio y por ello han resuelto tomar la acción, actuar en equipo.

Estoy fascinado del efecto multiplicador. es que se está dando, ampliado por miles, el mismo fenómeno de la "primavera árabe" cuando las multitudes se reunieron en sitios emblemáticos hasta ver caer al tirano. en Venezuela este inicio de su propia primavera, tiene otras características, tal como sucediera en "la rebelión de 1968" de la juventud francesa, que se levantó nada menos que contra "el grande Charles De Gaulle" al que derrotó en las calles, con las movilizaciones hacia La Sorbona, obtuvo del poder el 70% de su petitorio, aunque la traición del Partido Comunista que terminó transando con De Gaulle, impidió el pleno del petitorio, nadie duda que aquella movida se inscribió en la historia como la primera de las rebeliones modernas.

De vuelta a Venezuela tiene sus modos propios, uno que la comunicación de boca a boca por el celular, es el modo más perfecto, por el momento indestructible, porque de darse un apagón también apagaría la comunicación de los opresores entre sí y sobrevendría el caos. forma imparable que prescinde de radios, de la TV, de los periódicos. este "apague la teve"...es contundente, seguido de "encienda el celular", algún hermano, el padre, la madre, el mejor amigo está al otro lado y tiene la consigna local "levantar barricadas", cerrarle las calles a la represión, que no llegue al barrio, que quede fuera y así está sucediendo.

Algunos amigos de la red social Facebook, están rastreando todo lo que está sucediendo ahora mismo, así sabemos de lo incómodo para Maduro, tener generales cubanos dando órdenes a generales venezolanos (sic), de ordenar represión a la Guardia Nacional (Policía) con tan mala imagen después de muertes, heridos, presos, que el pueblo los repudia, de sentirse obligado a sacar a las calles a la milicia que no es siempre dócil al mando político, y la creciente crítica de la ONU, la Unión Europea, de ciertos países que tienen influencia en la opinión local, y si es cierto que Maduro logró "el apagón mediático" no es menos cierto que la masiva, abrumadora realidad que significan los celulares y las redes sociales que alimenta esta comunicación, no puede ser contrarrestada. La tormenta juvenil rebasa todas las defensas oficiales, me refiero a la comunicación, pero también a las manifestaciones. Ahora los antichavistas, por decir algo, pueden convocar marchas donde sea y siempre con éxito, miles que salen a las calles, a las plazas, en medio de "las zonas tradicionales de control chavista", lo que llena de admiración a los observadores de dentro y de fuera, "qué es esto!" se preguntan, es "el cambio" dicen los jóvenes cansados de la mentira oficial. del engaño permanente.

Se está produciendo entonces, un cambio en la estructura política y según "lo pronostican algunos" se está escribiendo el final del chavismo con todos sus excesos, derroche de recursos del Estado, eternización en el poder, populismo, invasión del cubanismo, destrucción del aparato productivo, estatización de la propiedad, y otros que los ciudadanos tuvieron que soportar mucho tiempo, con el corolario de la opresión, la ausencia de Derecho, la proliferación del crimen.

Cuando se preguntan los rebeldes unos a otros qué queremos, la respuesta es unánime: "que se vayan los cubanos. que se vaya Maduro