Páginas vistas en total

martes, 25 de marzo de 2014


sacaron de Bolivia a Pinto. a Jacob. a Soza

los sacó el Gobierno de Morales, de manera encubierta para disimular sus chambonadas y para evitarse problemas primero con la oposición y luego con la opinión pública internacional y boliviana. el caso del senador Pinto, que había permanecido más de un año en una pequeña habitación de la Embajada de Brasil en LP. su delito había sido denunciar por escrito y ante el mismo presidente de Bolivia, actos delictivos de narcotraficantes. es posible haberse tratado de allegados al Presidente Morales, funcionarios de rango y policías de alta graduación. Brasil le había concedido asilo, al entender que la vida del senador Pinto corría peligro. Brasil había estimado que concediendo el asilo, corrido el trámite de rigor, bastarían unas pocas semanas para que la Cancillería de Choquehuanca le extendiera el salvoconducto de rigor en todos los trámites similares. Evo y David, se pusieron tercos y taparon sus oidos a los pedidos de Itamaraty, escudados en lo que llaman "la diplomacia de los pueblos", es decir dejando de lado las normas hasta entonces vigentes. pasaron los meses, llegó el año sin que cambiase la suerte de Pinto, en una cárcel virtual, y que comenzó a dar señales de impaciencia. alguno mencionó que Pinto había expresado que en tales circunstancias mejor sería no existir.

diplomáticos a cargo de la Misión en La Paz, se sintieron alarmados y según se hizo público, el mismo encargado de negocios, comandó una operación que sacó a Pinto de la casa diplomático y lo llevó en vehículo consular hasta la misma frontera con Brasil, un viaje de muchas horas por carreteras vigiladas y no pocos peligros. sin embargo Pinto pasó la frontera y fue entregado a la Guardia Fronteriza y algunos funcionarios que lo escoltaron hasta Brasilia donde solicitó formalmente asilo diplomático. el trámite no ha terminado porque tiene sus plazos largos, sin embargo trasladado a otra ciudad más benigna Pinto está rehaciendo su vida, junto a sus seres queridos. qué había sucedido en verdad? que el Régimen agotado de recibir reclamaciones y no dando su brazo a torcer con una actitud pública, de otorgar el salvoconducto y que pudo haber sido interpretada como una debilidad, "maniobró de tal manera" que llegó a los mismos resultados pese a las señales públicas de indignación y protesta y de "asumir acciones para obtener la extradicción" de un político convertido en "delincuente común". ahí está la cosa.

con Ostreicher la historia es algo diferente aunque el final es similar. JO se había cansado de reclamar sus derechos "vale decir la devolución de sus cuantiosos bienes" estimados en más de 25 millones de dólares. cansado de pedir Justicia, que un tribunal le absolviera de culpa y le declarara inocente, cansado de denunciar que la pandilla de extorsión y chantaje continuaba funcionando...nunca le prestaron oídos y el gobiernio "maniobró por debajo y en secreto". te damos libertad, es decir te facilitaremos la salida a cuenta de cesar tus reclamos por la devolución de tus bienes. tienes que darlos por perdidos. tu vida y libertad a cambio de tus millones. es posible que Ostreicher hubiese discutido a fondo el tema con los judíos que le protejen y apoyan. es posible que la respuesta hubiese sido "el dinero siempre se puede recuperar, mientras que la libertad y tu salud gozan de fragilidad" a pesar de sus convicciones, de su profunda fe religiosa, Jacob terminó por aceptar "las maniobras para salir del país y devolverse a su hogar" todo simularía una huida, burlando los controles aduaneros y policiales. como en el caso Pinto, horas después de la desaparición de JO en Bolivia y su "reaparición en Nueva York" el Gobierno de Evo protestó "con su huída ha demostrado su culpabilidad. es reo de la Justicia boliviana. la Fiscalía iniciará su extradición". cuentos, como en el caso de Pinto, palabras para la galería. hasta hoy, la Fiscalía no ha movido un dedo.

hoy se conoció en todo el país, la declaración del abogado Otto Ritter, "Soza me confesó hace unas horas que recibió ayuda del Gobierno de Evo para salir de Bolivia a Perú, donde le sugirieron dirigirse a Caracas. Soza lo pensó mejor "se le iluminó" y aterrizó en Brasilia. pidió asilo y espera conseguirlo. por de pronto está siendo "intocable para sus perseguidores y fiscales" por lo menos durante los próximo 180 dias. el texto:El abogado Otto Ritter afirma que, en un reciente encuentro en Brasil, Marcelo Soza le habría revelado que su salida del país fue propiciada por el mismo gobierno de Evo Morales, dado que su situación “era insostenible” y a dicha administración “no le iba a quedar más remedio que detenerlo”.
De acuerdo a esta versión, personeros gubernamentales habrían acompañado a Soza hasta Perú, desde donde el ex fiscal debía continuar camino hacia Venezuela.
Vemos entonces que el epílogo de las tres historias es similar. Pinto, Jacob y Marcelo fueron ayudados por el Gobierno de Morales Ayma a salir de Bolivia, librando al mismo de "dolores de cabeza" y diciendo mentiras ante la opinión pública. las mismas y repetidas: "El Jefe de Estado ha instruído su detención y extradición".