Páginas vistas en total

domingo, 27 de marzo de 2016

presentamos ya un primer texto como "culebrón uno", este lo rubricamos como "culebrón dos" al relato sobre "Tráfico de Influencias" entre Gabriela Zapata y Evo Morales.

este texto está destinado a ser editado en el término más breve, cuando transcurren los últimos dias del mes de marzo y cuando se cumplieron ya los primeros 50 dias desde cuando Carlos Valverde presentó el caso de Gabriela Zapata, como la madre de un hijo del Presidente Evaristo Morales y el consiguiente tráfico de influencias contra el mandatario al darse ciertas circunstancias de participación directa de "la madre" en la firma de contratos entre el Estado Pluri y la empresa china CAMC, por 585 millones de dólares (cifra entregada a los medios por el Ministro Secretario Juan Ramón Quintana).

cuánta información se ha producido sobre el particular por todos los medios! las grandes cadenas de TV inclinándose a favor de "la historia que cuenta el oficialismo" aunque en medio de graves contradicciones, los medios impresos como El Deber, Los Tiempos, El Dia, OPINION, La Patria, La Prensa (ahora operando como un portal de Internet) los grandes portales como EJU.TV, Hoy Bolivia, Radio Fides y ERBOL, y el diario paraoficial La Razón, además de una asombrosa cantidad de radioemisoras sostenidas por el Tesoro de la Nación y en forma combativa, y agresiva podríamos apuntas las redes sociales, como Facebook principalmente You Tube, Twist que en forma incesante se van sumando al debate, se podría agregar en busca de la verdad.

imposible desconocer el rol de Valverde Bravo, que motivó su denuncia luego de dar lectura a las separatas sobre Gabriela Zapata publicadas especialmente por el diario El Deber, y otros, además de sendos artículos de la crónica rosa, en que la Zapata figuraba como empresaria, profesional, ejecutiva exitosa en el mundo de los negocios y dedicada a la filantropía para beneficio de sectores marginales necesitados de ayuda.

Carlos fue anoticiado hacía muchos meses sobre esta nueva figura en el firmamente noticioso. algún personaje le sopló "Carlos estar atento a lo que los medios publican sobre esta dama cochabambina Gabriela Zapata". no le dió bola al principio, más "cuando Zapata figuraba en páginas enteras con fotografías a cual más vistosas y los textos la cubrían de alabanzas e incienso" ciertamente que el experimentado comunicador habrá pensado para sí "aquí hay gato encerrado" este asunto huele mal y estamos obligados a indagar. sin duda que le habrá tomado su tiempo, y cuando llegó el momento Carlos lanzó la perla. esta dama opera desde la Presidencia del Estado, utiliza personal y las oficinas de la Unidad de Gestión Social, anteriormente a cargo de La Primera Dama, con fines de beneficencia y buscando siempre lavar la cara de los Gobernantes.

se documentó entonces. ofreció irrefutables pruebas sobre el hijo de ambos llamado Ernesto Fidel, con la emisión de un certificado de nacimiento, donde se registran los nombres del nacido vivo, y del padre y de la madre en una oficina de Registro Civil. más tarde se adjuntaron otros documentos de cuya autenticidad no se puede albergar dudas. luego aparecerían otros más como el reconocimiento como hijo suyo con testigos conocidos uno de ellos, quién fuera chofer del mismo Morales en el Palacio de Gobierno. sobre estos últimos Amalia Pando, otra excelente comunicadora social que desde La Paz, mostró pruebas de alteración de las fechas con el fin de hacer aparecer a Gabriela Zapata dos anos mayor, para que el caso de la unión de ambos y el engendro de una criatura se tipificasen como "de estupro", lo que en efecto Amalia adelantó dejando mal parado al Fiscal General que "considerándose asímismo como dependiente de Morales declaró que el nino jamás había existido.
(sigue "culebrón tres".