Páginas vistas en total

martes, 1 de diciembre de 2015

Barrientos viajaba a menudo, todas las semanas como Evo, para descanzar e inspirarse en las alturas, Evo viaja todos los dias, dispone de helicópteros, avionetas y aviones supersónicos, lo hace dentro y fuera de Bolivia "para relajarse y escapar de la burocracia" Gobierna desde el aire a unos sumisos ministros que no abren la boca.

pregunté a Barrientos. General porqué vuela tanto?
respondió el entonces Presidente. "es que cuando estoy volando siento paz y sosiego" luego ya en tono coloquial durante un largo viaje de Cochabamba a Tupiza, comentó: "incomparable la situación entre las nubes, despojado de prisas y presiones, la mente se pone en blanco y es posible pensar con mayor serenidad y calma en el programa de Gobierno". en efecto Barrientos fue el primer presidente en visitar, según la estadística que el piloto militar registraba en una pequeña libretita de bolsillo, cerca de tres mil poblados siempre a bordo de su helicóptero o de las aviones de la Fuerza Aérea que utilizaba para sus desplazamientos. a modo de conclusión del abordaje afirmó: "el aire de las alturas es incomparable".

más tarde comenté el tema con el brazo derecho del Presidente en Cochabamba, su amigo y compañero de siempre Francisco Baldi. "Si te fijas, comentó René tiene siempre en su dormitorio un tubo de oxígeno que se aplica por las noches para conciliar el sueño y es que asocia el vuelo, el aire, la altura y el oxígeno"...diría el cronista como algo imprescindible en su existencia.

me vino a la memoria el pasaje porque Paulovich trae en su singular columna que tiene ya medio siglotitulada "la Noticia de Perfil", el tema de los viajes del Presidente Morales, y explica "es por gusanera" esa enfermedad que se manifiesta por ardores irreflenables en el entrada del recto, bien conocida la enfermedad entre los adolescentes, "es por el consumo de azúcar en exceso" explicaban nuestros mayores que veían impotentes "rascarse el poto de los adolescentes".

en verdad qué pensar de S.E. que no deja de viajar, Barrientos lo hacía dentro de Bolivia y repartía pelotas de fútbol y material deportivo entre los campesinos que lo aclamaban como "al tata Barrientos" mientras la clase media veía este afán presidencial como demagógico "es el cholo Barrientos" que quiere ganar votos. lo cierto es que se ha convertido en una obsesión para Evo, no puede estar sin volar...nada hay que lo retenga en Palacio, salvo las madrugadas del martes para la reunión de Gabinete. varios ex-ministros me contaron que "Evo exige que todos estemos a las cinco...porque después del desayuno, generalmente apimorado con empanadas de queso" más o menos una hora después de inaugurada la sesión, el Presidente desaparece. al dia siguiente nos enteramos que estuvo entregando una canchita de fútbol de salón, en algún lugar" y es cierto, cuantos periodistas generalmente de fuera son invitados por la Casa Militar o el Vocero o la Vocera, para acompañar a Evo en sus viajes de madrugada y seguirle en una maratónica Agenda, terminan agotados, sin haber podido agotar las preguntas y sin haber visto otra cosa que, "cholitas poniéndole al cuello coronas de flores, de hojas de coca o de frutos de la tierra, ponchos variados, bandas de música y al presidente en calzones deportivos, jugar unos 20 minutos, meter goles de favor" y nada más.

claro que los discursos no faltan y los escribidores oficiales recogen sus declaraciones que publican los medios oficiales con aquellos conceptos que los ideólogos seleccionan y publican en lo posible con grandes titulares y fotografías que los medios facturan como publicidad para tener ingresos por supuesto.

Algunas personas mal informadas piensan que nuestro Presidente Vitalicio viaja por el mundo porque tiene alma de trotamundos, y otras más simples (como yo) decimos que él viaja tanto porque sufre de gusanera y no puede estar quieto en ningún lugar, suposiciones todas equivocadas porque Macacha me acaba de demostrar que Evo aprendió a gobernar Bolivia desde el lugar donde se encuentre: desde su avión, New York, Berlín, Ivirgarzama en el Chapare, u Orinoca en el departamento de Oruro.
Asombrado yo de esa extraña cualidad, pregunté a mi corresponsal en el Palacio Real de la plaza Murillo, para qué servía nuestro Vicepresidente quien asume el mando de la nación cuando el inquieto Evito le deja temporalmente el mando, respondiéndome la bien informada cholita valluna: “Me parece que Evo –al igual que Megarejo– no tiene confianza ni en su camisa y cuando él deja un reemplazante, hay otro que lo vigila y a éste lo vigila otro, y así sucesivamente”. No pude menos que admirar la sagacidad de Evo y la inteligencia de mi reportera.
LA CHOLITA secretaria de Paulo, es por demás inteligiente. así como Barrientos tenía a un escribidor Fernando Diez de Medina, empleado de tiempo completo en palacio para redactar sus discursos y programas su agencia Evo lo tiene de empleado "cama adentro" a Quintana, pero también a sus relevos Rada y Navarro que siempre están en Palacio, son sus amanuenses y se desviven por el originario.
Paulovich no dejó de preguntarle a Macacha sobre los detalles de una de las últimas sesiones:
Mi Pariente Espiritual o “comadritay” como la llamo en mis momentos románticos no se hizo de rogar y me prometió con la dulzura que la caracteriza algunos detalles de una de las últimas sesiones de gabinete dirigidas por teléfono desde París donde se encontraba Evo. “Señores ministros y viceministros, les habla su presidente Evo desde París, la villa lumiere o ciudad luz donde me encuentro, para representar a nuestra amada Patria en un cónclave sobre el desastre climático que azota a nuestro Planeta Tierra. Sin embargo, de ello ¿qué están haciendo ustedes a las 6 de la madrugada (hora boliviana)…?”García Linera le dijo: – “Nos acaban de anunciar la inauguración oficial del Dakar, ¿qué hacemos?”– Paguen la suma que nos han pedido y pídanle la plata a Quintana, siempre y cuando la prueba deportiva pase oficialmente por Orinoca.– Son sus órdenes, señor Presidente. Nada más señor Presidente, sobre la campaña por el “Sí” le digo que ésta marcha viento en popa y a toda vela.– Ya estaré por allí dentro de dos días y lo comprobaré.– Lo esperamos, señor Presidente.
la crónica de Paulo concluye marcando que Evo no tiene gusanera, ni viaja por gusto y placer, lo hace para seguir gobernando Bolivia hasta siempre desde cualquier lugar del planeta.. concluyendo Barrientos murió en el aire, su helicóptero según versión oficial de su sucesor General Ovando, "Barrientos se enredó en un cable de telegrafía que decretó la caída del aparato y al no poder salir fuera, el fuego carbonizó su cuerpo y lo redujo a la mitad, que fue como lo vio este editor a pocas horas de haber sido recogido en Arque.